La UE reduce la desigualdad de género en la política

Cada vez existe más representación femenina en los parlamentos de los países europeos, pero no de manera homogénea. 

(© Matej Kastelic/Shutterstock)

Según un informe realizado en 2019 sobre la igualdad de género publicado por la Comisión Europea, se han observado grandes avances en la representación de mujeres en los parlamentos y gobiernos de los países europeos. Ha sido un progreso que ha tomado cierto tiempo, pero que no debería pasar desapercibido. El número de mujeres representantes varía de manera significativa entre países, algunos incluso superan el 40% establecido como requisito por la Comisión Europea para considerar que un parlamento está equilibrado en cuanto a cuestiones de género se refiere, mientras que otros países aún tienen un largo camino hasta alcanzar este objetivo. 

De entre los 28 Estados europeos estudiados (los 27 Estados miembros de la UE y Reino Unido), de media, solo el 30,2 % de miembros del Parlamento son mujeres, el 69,8 % restante son hombres. Aunque nos encontremos ante unas cifras de representación femenina jamás vistas, las mujeres siguen ocupando solo tres de cada diez escaños. Entre 2004 y 2018, las mujeres han ido ganando representación de manera exponencial, pero a un ritmo pausado, con un crecimiento de un 0,58 % anual de media, lo que suma un total de un 8,1 % en los últimos cuatro años.

Los cinco países con mayor representación femenina en puestos políticos son: Suecia (46,7 % de escaños ocupados por mujeres), Finlandia (41,5 %), España (41,4 %), Bélgica (37,3 %) y Austria (36,6 %). Al final de esta lista, muy por debajo del objetivo mencionado anteriormente del 40 %, encontramos a Hungría (12,6 %), Malta (14,5 %), Chipre (18,2 %) y Croacia (20,5 %).

Las estadísticas sobre los gobiernos nacionales que analizan la igualdad de género entre los altos cargos ministeriales, muestran signos de mejora desde 2004, aunque con variaciones significativas de un año a otro, algo que podría anticiparse fácilmente, ya que los números son muy inferiores y pueden cambiar más a menudo, en comparación a cuando estudiamos el conjunto de parlamentos. De media, en los 28 países europeos, las ministras han pasado de representar un 21,2 % del total a finales de 2004, a un 30,5 % en 2018, la cifra más alta jamás registrada. 

Los cinco países más equilibrados en igualdad de género son España (donde la proporción de mujeres entre los altos cargos ministeriales es de un 61,1 %), Suecia (52,2 %), Francia (48,6 %), Alemania (43,8 %) y Dinamarca (40,9 %). Al otro extremo se encuentran Hungría (con un 7,1 %), Malta (13,3 %), Lituania (13,3 %), Chipre (16,7 %) y Luxemburgo (20 %).

El informe de la Comisión Europea no solo analiza la cantidad de mujeres en altos cargos ministeriales, va más allá y muestra también en los distintos departamentos en los que trabajan. Podemos observar que el 40,4 % de todas las mujeres ministras ocupan puestos en departamentos con funciones socioculturales, es decir, están al cargo de sectores como la salud, la educación, los asuntos sociales, el empleo, la familia, la cultura y los deportes. El porcentaje de hombres ministros que encontramos en estos departamentos es de un 19,4 % del total. En otros departamentos con funciones básicas (asuntos exteriores e interiores, defensa y justicia) y económicas (finanzas, comercio, industria y agricultura), el 65,9 % de los ministros son hombres y el 50,6 % son mujeres.

Traducciones disponibles
08 marzo 2021

Autor/es:

Daniele Ruzza

Fuente/s:

VoxEurop

Translation by:

Nerea Vidana | Voxeurop
share subcribe newsletter