Europa: inevitablemente un socio privilegiado, incluso después del divorcio

Entre 2019 y 2020, la Unión Europea siguió siendo sin duda alguna el primer socio comercial del Reino Unido, tanto para las exportaciones como para las importaciones, ya fuesen de bienes o de servicios.

Las estadísticas del Department for International Trade destacan que la primacía de la UE lleva 10 años de estarse debilitando ligeramente en beneficio de Estados Unidos, China y otros socios. No obstante, considerando su proximidad geográfica, cultural y de nivel de desarrollo, y los vínculos interempresariales existentes, es difícil imaginar cómo la UE podría ceder su lugar como socio comercial principal del Reino Unido.

Sea cual sea el resultado de las negociaciones en curso, que actualmente se encuentran estancadas, no cabe duda de que estas relaciones se verán afectadas por el Brexit. Pero también las negociaciones para un tratado de libre comercio con los Estados Unidos son un punto muerto, ya que a estos no les agrada que su balanza comercial con el Reino Unido esté en déficit. 

En lo que respecta al comercio con los países de la Mancomunidad de Naciones, sobre todo la India y Australia, su desarrollo brinda esperanza a los más fervientes partidarios del Brexit. No obstante, este comercio ha sido bastante modesto por el momento, ya que ninguno de estos países se encuentra actualmente entre los 10 primeros receptores de exportaciones del Reino Unido. Asimismo, Australia tan solo ocupa el décimo puesto entre los países receptores de exportaciones británicas de servicios. En cuanto a las importaciones, la India es tan solo el séptimo país importador de servicios, con un modesto 3,6% del total mundial.

Traducciones disponibles
18 noviembre 2020

Autor/es:

Gérard Vindt

Translation by:

G. Salazar | Voxeurop
share

Tags

Brexit

subcribe newsletter