Panlefit

Como parte del proyecto PANELFIT una serie de organizaciones europeas están trabajando juntas para que se pueda disfrutar de las oportunidades que brinda la innovación tecnológica sin renunciar a la seguridad y a los derechos fundamentales de los ciudadanos. La protección de datos, el consentimiento para que se usen datos personales, el uso de datos con fines comerciales o de vigilancia son solo algunos ejemplos de los problemas que surgen. EDJNet participa en el proyecto PANELFIT para impulsar el debate sobre estos temas en los medios de comunicación. Read more

Europa quiere liderar revoluciones tecnológicas como la de la inteligencia artificial. Pero esta ambición choca con el deseo de Bruselas de proteger el derecho a la privacidad: la IA necesita datos para desarrollarse. Una nueva regulación europea promete compatibilizar ambos objetivos, aunque no resuelve todos los problemas.

Los países europeos se pasaron meses debatiendo sobre cómo gestionar los datos recopilados por las aplicaciones de rastreo. La falta de consenso, junto con el lanzamiento de Apple y Google de su propio sistema, impidió el lanzamiento de un protocolo único entre los Veintisiete. Pero lo cierto es que Europa priorizó siempre la protección de los datos de los usuarios.

A pesar de las esperanzas depositadas en esta tecnología, las aplicaciones apenas han servido para rastrear el 5% de los contagios registrados durante su periodo de actividad en la Unión Europea. La falta de confianza de los ciudadanos ha sido un obstáculo insalvable.

La Agencia de Ciberseguridad es la encargada de construir una defensa común, sin fisuras, contra los ciberataques en la Unión Europea. Y aunque en sus inicios lo tenía todo en contra para lograrlo, remodelación tras remodelación ha conseguido erigirse en la punta de lanza de Bruselas contra los cibercriminales.

La crisis de la covid-19 ha dado el empujón definitivo a la sociedad digital. Gran parte de nuestro día a día sucede ahora en el entorno digital, lo que provoca que los Estados miembros sean mucho más vulnerables a los ciberataques. Para neutralizarlos, la Comisión Europea presentó en diciembre de 2020 su nueva Estrategia de Ciberseguridad.

Los Estados miembros han interpuesto 880 sanciones desde que la norma comenzó a aplicarse, en mayo de 2018, pero la batalla contra las grandes tecnológicas acaba de estallar. Si la UE no quiere perderla, tendrá que lograr la implicación, traducida en inversión y cooperación, de todos sus miembros.

Se están tomando medidas para aumentar la transparencia en el tratamiento de datos personales de los usuarios en Internet, pero los principales anunciantes digitales siguen utilizando prácticas intrusivas que intentan influir en el comportamiento de las personas. La regulación europea sobre protección de datos podría mitigar el problema, pero su aplicación es limitada.

The measures adopted by some Balkan countries to contain the pandemic have raised perplexity in associations and researchers who deal with privacy and digital rights. Emergency actions, derogating from the national rules of law, could translate into mass surveillance tools.

Digital platforms often trick users into giving up their personal data or buying particular products. These “dark patterns” go against European legislation, but authorities are struggling to combat them.

The project Panelfit is supported by the Horizon 2020 program of the European Commission (grant agreement n. 788039). The Commission did not take part in the production of the article and is not responsible for its content. The article is part of the independent journalistic production of EDJNet.